BLACK LIVES MATTER, LAS VIDAS NEGRAS IMPORTAN

Fundipax se suma al movimiento mundial en solidaridad y denuncia por la consecuencia del asesinato de George Floyd en Minnesota, EEUU, tras un nuevo episodio de abuso y racismo policial.

Este asesinato no es un hecho puntual, si no que responde a la violencia histórica y estructural a la que sin sometidas las personas negras en Estados Unidos. La población negra tiene más posibilidades de vivir en situación de pobreza, de morir en enfrentamientos con la policía y de tasa de mortalidad infantil que la población blanca.

El asesinato de Floyd en mayo de 2020 ha vuelto a levantar a una gran población contra el racismo estructural, la impunidad y el racismo policial tan presente en EEUU.

“Black Lives Matter” es un movimiento Internacional que se originó en la comunidad afroestadounidense. Nació en 2013 con la absolución de George Zimmerman por la muerte del adolescente afroamericano Trayvon Martin a causa de un disparo. Este movimiento desafía públicamente a políticos con el fin de expresar sis posiciones sobre los problemas de discriminación racial en EEUU.

Ceremonia en memoria de George Floyd en Brooklyn

En 2018 se realizó un informe por parte del Grupo de Trabajo de Expertos para los afrodescendientes de la ONU sobre la situación de las personas negras, africanas y afrodescendientes de España, donde se manifestó:

  • Que la población negra corre el riesgo de ser señalada 42 veces más a menudo en los puertos y el transporte público, simplemente por el color de su piel.
  • Que la discriminación racial está presente en todos los ámbitos de la sociedad, desde los centros escolares hasta el mercado de trabajo, pasando por la vivienda, la sanidad y otros servicios sociales.
  • Que las personas migrantes negras son encarceladas en los Centros de Internamientos de Extranjeros, siendo ésta una violación a los derechos fundamentales.
  • La preocupación por las condiciones de insalubridad en las que viven los trabajadores migrantes africanos en los campos, particularmente los de Almería.
  • Así mismo, manifestaron que la falta de datos desglosados por origen étnico o raza, condenaba a la invisibilización de la comunidad negra, africana y afrodescendiente, impidiendo encontrar soluciones eficaces contra el racismo, la discriminación racial y la exclusión social.
  • Igualmente, su preocupación por la situación de las mujeres negras, disidencias sexuales, africanas y afrodescendientes, dado que ellas se enfrentaban a una triple discriminación: machismo, racismo y clasismo. Asimismo, señalaban que las personas negras en España se enfrentan a desigualdades y a múltiples formas de discriminación por motivos de raza, color, género, orientación sexual y creencias religiosas.
  • Además, la necesidad de una revisión de la Ley de Extranjería con miras a ser respetuosa con los derechos de las personas migrantes y solicitantes de asilo.
  • También, el deber del Gobierno español de revisar asiduamente los libros de texto y otros materiales educativos para asegurarse de que reflejen con precisión los hechos históricos relativos a tragedias y atrocidades del pasado, en particular la esclavitud, la trata de personas africanas esclavizadas, el colonialismo y el neocolonialismo. El Gobierno debe dar una mayor visibilidad a la historia y la cultura de los afrodescendientes a través de museos, monumentos, artes visuales y demás medios.
  • Por último, este informe recomendó que el Gobierno de España debería apoyarse en un discurso nacional sobre justicia restaurativa para hacer frente a las injusticias históricas. En colaboración con la sociedad civil, las autoridades españolas deben aplicar plenamente el programa de actividades del Decenio Internacional, en torno a los tres temas del reconocimiento, la justicia y el desarrollo de los afrodescendientes.

No podemos quedarnos parados y callados ante tal injusticia. Las vidas negras importan, no pararemos hasta erradicar el racismo estructural de nuestras sociedades.

Leave a Reply